¿Habéis visto como tenemos los Pirineos de Cataluña este invierno? Seguro que en un momento u otro os habéis quedado embobados viendo las cumbres pintadas de nieve, escondidas bajo una frondosa capa blanca que se extiende a lo largo de toda la cordillera y que se ha atrevido, incluso, a teñir de blanco el paisaje de pueblos y valles poco acostumbrados a un paisaje tan idílico. La nieve es magia, su presencia todo lo cambia. Cada año, los Pirineos experimentan esta dulce metamorfosis, pasando del verde exuberante de un verano cargado de emociones y actividades por aire libre a convertirse en otro escenario natural absolutamente fascinante, con aventuras de todo tipo y con un sinfín de actividades de nieve con niños, en familia o con amigos. Las diferentes estaciones de montaña han desplegado un enorme abanico de propuestas relacionadas con el esquí en todas sus modalidades, y las empresas rurales del territorio también ofrecen sorprendentes actividades de descubrimiento, orientación y un montón de propuestas para disfrutar de la montaña durante los meses de nieve.

Si no lo has hecho aún, debéis probar las raquetas de nieve. Es una manera única de disfrutar de la alta montaña en invierno, a vuestro ritmo y sintiendo como la nieve cruje bajo vuestros pies a cada paso, y no necesitaréis casi equipamiento ni dominar ninguna técnica específica. Rememorando el estilo más tradicional de excursionismo invernal os podréis adentrar en paisajes difícilmente accesibles con otras técnicas de esquí. Encontraréis propuestas para hacer bautizos o salidas con raquetas en Vallter 2000 o Port del Compte. Igualmente, en el Valle de Aran y en el Pallars también se organizan excursiones guiadas, con rutas a medida según vuestras capacidades, desde salidas familiares como las excursiones nocturnas con luna llena por los bosques más mágicos del Alto Pirineo a Tavascan, hasta ascensiones o rutas de más de un día.

Otra fórmula para adentraros de lleno al paisaje más hipnotizador de todo el año es hacerlo con esquís de montaña. También es una actividad excelente para iniciarse en las actividades de aventura en la nieve, ya sea en circuitos cortos y muy llanos por si no lo habéis probado nunca, como salidas con pieles de foca y… ¡arriba! En Port del Comte, Vallter 2000 y en el área de Aigüestortes y Sant Maurici encontraréis propuestas para todos los públicos, y os facilitarán todo el material necesario para pasar un gran día en familia disfrutando de los deportes de invierno. Y cuando ya lo hayáis probado y tengáis ganas de más adrenalina podéis apuntaros a El Reto, al Ripollès y Cerdanya. Son salidas guiadas de esquí de montaña de diferentes niveles, desde los iniciales hasta los más avanzados, para conocer todas las posibilidades del esquí de fondo.

Y para los más avanzados, os tenemos reservada la travesía de Carros de Foc, una completa salida guiada de cinco días a través de los Pirineos Occidentales buscando los mejores descensos, abriendo traza por los valles solitarios y disfrutando de los confortables refugios que encontramos durante la ruta. Una gran experiencia de nieve y naturaleza que os dejará un recuerdo profundo.

Y para los amantes del esquí alpino y snowboard, tenéis todo un abanico de propuestas para disfrutar de vuestro deporte favorito, o incluso iniciaros con los esquís si hasta hoy todavía no os habéis atrevido. Las estaciones de esquí de los Pirineos de Cataluña os ofrecerán el mejor escenario y todo lo necesario para conectar como nunca con la nieve.

Y finalmente, si buscáis una experiencia única para envolveros de invierno con todo el confort, pensad en propuestas como las del Alto Pirineo, al Bahns de Tredós de Salardú. Podréis llegar a lugares inimaginables conduciendo una moto de nieve o deslizarse con un split board, transformando unos esquís de montaña en un snowboard para disfrutar de largos descensos hacia el paraíso. Y finalmente, como no, pasar la noche en este alojamiento y despertaros en un entorno que ni en el mejor de vuestros sueños sería tan real.