¿Habéis oído alguna vez hablar del lenguaje secreto de la naturaleza? Es ese modo que tiene de conectar con nosotros en silencio, de sorprendernos con su ternura; es la capacidad que tiene de hacernos felices observando un valle desde lo alto de la cima, de hacernos sufrir al ver un pájaro que levanta el vuelo por primera vez, de preguntarnos qué hacemos, tan pequeños, en un entorno natural tan inmenso. Los espacios rurales de Catalunya son un libro abierto de sabiduría, un amplio catálogo de actividades en la naturaleza que hay que saber hacer con respeto hacia el medio ambiente y pendientes de ninguna otra circunstancia que no sea el ritmo natural de la naturaleza. Os animamos a descubrir sus singularidades con un gran abanico de actividades, siempre participativas y con las que aprenderéis, disfrutaréis y os llevaréis unas experiencias que, antes de empezarlas, no sabremos del cierto hacia dónde nos llevarán. ¿Y si resulta que es vuestro día de suerte? ¡Adelante pues!

Comenzaremos con actividades que nos acercarán a los animales, y para hacerlo de un modo muy original nos iremos hacia el Baix Pallars, en Rialp, donde conoceréis a Lina, una artesana del obrador Xisqueta que os introducirá en el mundo de la lana. Podréis probar qué tal se os da esto de hilar, y hacer una inmersión en el mágico mundo de los tintes naturales.

Otra experiencia que os dejará incrédulos por su intensidad… Es el descubrimiento salvaje por la reserva natural de caza de Boumort. Allí os espera una espectacular observación de ciervos y grandes aves rapaces, en una salida con vehículos todoterreno y donde se os dejará todo el material necesario para ver estos animales en estado salvaje. Dependiendo del día veremos ciervos, corzos, rebecos, pequeños carnívoros, quebrantahuesos, buitre negro, águila real… Siempre en su hábitat natural y siguiendo su ritmo. En este terreno mandan ellos, nosotros somos unos simples y privilegiados espectadores.

En el área del Segrià también encontramos experiencias de naturaleza muy vivenciales, como el anillamiento de aves en la Confluencia Segre-Cinca-Ebro, que nos acercará a sus valores naturales y a conocer más de cerca estos simpáticos ejemplares de pájaros que a menudo vemos volar, pero de los que seguramente no reconocemos ni la especie. Y claro, quien conoce, respeta; quien respeta cuida, y quien cuida, conserva. ¡Qué no se hable más!

Y en esta misma zona también os proponemos una divertida actividad de construir talleres de refugios para la fauna. Basada en el concepto de las 6R (reciclar, reducir, reutilizar, recuperar, reparar y repensar), con maderas procedentes de viejos palés haréis el proceso creativo de convertirlas en refugios y comederos para diferentes especies de animales.

También para hacer con toda la familia, valorad un interesante paseo guiado por el centro de fauna de los Pirineos de Son, en el Pallars Sobirà, para conocer algunas de las especies de animales más emblemáticas de la zona como el quebrantahuesos o el lince ibérico. ¡Los más pequeños lo recordarán para siempre!

Otra iniciativa de recuperación de la fauna que también debéis conocer está en el Montsià, donde el Proyecto Noctua se centra en las especies de aves rapaces nocturnas de Cataluña. Estas espectaculares aves, que no pueden regresar a su hábitat natural, son una excelente herramienta de educación ambiental, y su presencia tan cercana os dejará boquiabiertos.

Como sabéis, caminando siempre se sale ganando. Se descubren lugares sorprendentes, se conoce a gente interesante y siempre se aprende algo. Con el trekking Montañas de Libertad, que transcurre por el Alto Pirineo, reconstruiréis un capítulo de nuestra historia rememorando la huida por los Pirineos de miles de judíos que evitaban el holocausto. La carga dramática de la ruta contrasta con la belleza de bosques y prados alpinos, refugio de paisajes maravillosos. 

En el Pallars Sobirà, otra excursión en familia que os recomendamos es en el Valle de Monastero, haciendo camino acompañados de un guía dinamizador que os explicará sus leyendas y os hará descubrir pasarelas de madera y humedales en el valle. Es una actividad de dificultad baja, para caminar, aprender y disfrutar con los más pequeños.

Saltamos de comarca hacia la Pobla de Segur, donde os espera un tesoro por descubrir. Sí, sí, lo habéis leído, en busca de un tesoro de manera participativa y con toda la familia, a través de orientación por una zona montañosa. Hay distintos niveles de dificultad y duración según vuestras capacidades de exploradores.

Y si contáis con más días para vivir aventuras en familia por el Pallars Sobirà, tomad nota porque el catálogo es extenso: podéis escoger entre una excursión en 4x4 por Aigüestortes y Sant Maurici, un circuito al parque acrobático de Rialp, salidas de iniciación a caballo, rafting en el río Noguera Pallaresa, descenso de barrancos, cata de productos locales, visitas culturales teatralizadas… podéis escoger una, dos… ¡o todas! Os harán propuestas para pasar allí entre dos y cinco días, con alojamiento o sin y con múltiples combinaciones de actividades.

Y en el Port del Comte podéis vivir un gran día de aventuras en familia en el parque de aventura con un nuevo circuito de tirolinas, con un salto final de 150 metros. Hay circuitos para todas las edades.

De actividades de conexión con la naturaleza hay por todo el territorio. En el Delta del Ebro podéis hacer vuestro bautizo de buceo, con parte teórica y parte práctica, del que saldréis ilustrados con un buen reportaje de foto y vídeo.

En el Gironès, los más pequeños de casa podrán disfrutar de los paseos en pony  por un entorno natural privilegiado. Cuidado, paseo y cuidar de los ponis, claro, que después de la salida estarán encantados que los cepilléis y peinéis.

Ya sabéis que los espacios rurales de Catalunya son también un libro abierto de sabiduría culinaria, una tradición ancestral que relaciona la tierra y sus atributos con unos platos tradicionales deliciosos. Y para ahondar en las raíces de la cocina catalana saboreando los regalos de la naturaleza, os proponemos actividades irresistibles como el taller de cocina con producto local y de temporada de la Garrotxa. Entraréis allí mediante talleres personalizados y juegos culinarios adaptados a todo tipo de celebraciones.

En el Pallars Sobirà, también podéis conocer en primera persona cómo se elaboran los quesos en Altron, con la visita guiada a la quesería donde también aprenderéis cómo se hacían tradicionalmente estas piezas tan valoradas de nuestra cocina; y los secretos de su conservación, en un paraje con las espectaculares vistas del valle de Àssua. 

Y aún más propuestas gastronómicas: en Jorba, en la comarca Anoia, haremos un descubrimiento de las plantas silvestres comestibles, precedida de un taller de cocina con su correspondiente degustación. ¡Os sorprenderá todo lo que se puede llegar a hacer con las hierbas que encontramos en el bosque durante todo el año!

Finalmente, en el Montsec, haremos un taller de mermelada con productos naturales. En función de la época del año donde nos encontremos, la naturaleza nos ofrecerá: uvas, calabacín, pepino, manzana… Sea como sea, aprenderéis la técnica de la confitura, ¡y terminaréis chupándoos los dedos!