Cataluña cuenta con un patrimonio natural espectacular. Aprovechando que estamos en primavera, estación en la que las flores cogen protagonismo y llenan de color el paisaje, es un buen momento para pasear por la naturaleza y descubrir las plantas silvestres de Cataluña. En este post le proponemos actividades, rutas y experiencias para conocer las plantas silvestres catalanas. ¿Nos acompañáis a descubrir la diversidad biológica y paisajística que nos rodea?

 

Plantas silvestres de los Pirineos

Empezamos por los Pirineos, donde se encuentran desde tomillos mediterráneos hasta especies alpinas. Esta variedad de especies y subespecies se explica debido a la variedad de relieves, materiales geológicos y diferencias climáticas. Un buen lugar para descubrir la flora pirenaica es yendo al Camp d'Herbes del Alt Pirineu, un jardín del Pallars Sobirà con más de 60 plantas aromáticas y medicinales. No solo podréis verlas, sino también degustar, oler y dejaros sorprender por expertos enamorados de la tierra. Suena bien, ¿verdad?

Pero si sois de los que os preferís caminar por la montaña y descubrir todos los secretos que esconde, debéis contactar con MónNatura Pirineus. Organizan rutas para descubrir el paisaje del Pirineo y sitios con mucho encanto como: el Parque Nacional de Aigüestortes, la Mata de Valencia o la Mollera de Escalarre; rutas en las que podréis conocer la flora catalana y algunas de las plantas protegidas de Cataluña.

Otro parque natural que no os podéis perder es el Parque Natural del Alto Pirineo, situado en el Pallars Sobirà. De este queremos destacar las Comes de Rubió, un lugar emblemático del Macizo del Orri lleno de plantas silvestres donde podréis adentraros de la mano de Som Riu Guiatges. Ah, y aquí va una curiosidad: ¿sabíais que el Parque Natural del Alto Pirineo es el espacio natural protegido más extenso de Cataluña?

Un poco más arriba, en el Valle de Aran, donde dominan bosques de hayas, abetos, robles y extensos prados verdes, se esconden flores alpinas. Algunas de ellas son difíciles de encontrar, como el árnica montana o la drosera. Para que no os las paséis de largo, os recomendamos que vayáis de excursión con Verd e Blu, especialistas botánicos que os ayudarán a reconocerlas y os explicarán tradiciones aranesas con las que os enamoraréis del entorno.

 

Hierbas silvestres con usos medicinales

Si lo que realmente os interesa son las hierbas silvestres con usos medicinales, debéis desplazaros a la Alta Ribagorça y conocer Judith Mira. Es bióloga y guía de naturaleza; una auténtica experta en plantas medicinales. También os llevará a visitar un cultivo ecológico del pueblo (Taüll Orgánics) donde tienen árnica y flor de nieve para elaborar cremas antiinflamatorias. ¡Esta salida botánica seguro que no os dejará indiferentes!

La meseta de la Segarra es otro lugar que presenta una rica variedad de plantas silvestres de Cataluña. Mediante un itinerario senderista, de la mano de Sikarra Nostra podréis aprender a identificar las especies vegetales de los caminos, matorrales y bosques, así como, los usos curanderos y gastronómicos tradicionales de algunas de las plantas silvestres que se pueden encontrar en las tierras de Ponent .

 

Actividades etnobotánicas

Pero las plantas no solo sirven para observarlas, olerlas o hacer ungüentos. ¡Esto es lo que procura enseñarnos la Asociación los Corremarges! Con ellos podréis pasear y descubrir la flora de nuestro paisaje más cercano desde un punto de vista etnobotánico. Si os gusta la gastronomía, también ofrecen un taller de cocina silvestre, donde podréis aprender a cocinar algunas de las mejores plantas comestibles de nuestro paisaje. Sin embargo, hay que decir que la Asociación Els Corremarges no es la única que interpreta las plantas desde otro punto de vista; otras entidades, como el Col·lectiu Eixarcolant (Anoia) o Les Telerañas del Corral (Terra Alta), también os ayudarán a interpretar las plantas desde una visión más creativa.

Desde el Col·lectiu Eixarcolant dicen que “solo hay que abrir bien los ojos para descubrir las plantas y poder empezar a utilizarlas”. Ofrecen salidas etnobotánicas para conocer los usos culinarios de las plantas silvestres; una actividad muy amena y divertida para todos los públicos. Y si, además, las queréis probar, os podéis apuntar a una cata silvestre que consta de cuatro tapas, dos postres y dos bebidas. Esta cata va acompañada de explicaciones sobre las especias empleadas en cada plato, sus propiedades organolépticas, nutricionales, y las posibilidades de maridaje que ofrecen. ¿Os veis capaces de cocinar plantas silvestres en casa y sentiros chefs de Estrella Michelin?

 

Plantas tintóreas de Cataluña

Si lo que os apetece es jugar con las plantas, más que degustarlas, con Marisa Huguet, de las Telerañas del Corral, podréis teñir tejidos con plantas. Según la época del año, las plantas silvestres de Cataluña que se pueden usar para teñir fibras textiles cambian. Podréis descubrir cuáles son, qué colores aporta cada planta y una pequeña pincelada de todo el proceso tintóreo. ¡Con el taller de tintes naturales con plantas os sentiréis unos auténticos artistas!

No queremos terminar este post sin animaros a reflexionar sobre la importancia de la flora en el patrimonio natural de nuestro país; un elemento clave para el desarrollo del resto de seres vivos que es necesario preservar, para proteger la biodiversidad. Dicho esto, ¿ya sabéis por qué actividad de plantas silvestres empezaréis?