De las muchas fórmulas de descubrimiento del territorio que tenéis a vuestro alcance, la bicicleta es una de las que os aportará mayor satisfacción. El ciclismo, en todas sus modalidades y con el ritmo que mejor se adapte a vuestros deseos, es un perfecto enlace con el pasado de pueblos y valles de espacios naturales de Cataluña, y también una conexión con vosotros mismos y con el entorno que os rodea. Y es que las rutas en bici os harán más felices descubriendo rincones que ni sospecháis que existen, y que vistos con las manos en el manillar toman siempre una magia especial.

En los últimos años, las bicis eléctricas han entrado con mucha fuerza en el sector, sobre todo porque aportan un extra de ayuda al pedaleo, que permite disfrutar sin tanto esfuerzo, de salidas con amigos o con toda la familia. Y cuando decimos que una bici nos acerca a la felicidad, no lo afirmamos al azar. Subirse y empezar a pedalear nos acerca a los compañeros de salida, nos hace más fuertes y sanos y nos ayuda a avanzar, con optimismo. En Cataluña hay un montón de propuestas de salidas en bicicleta que podéis hacer por vuestra cuenta o guiados por expertos de cada territorio.

En el Valle de Cardós, por ejemplo, podéis hacer un extraordinario descubrimiento de la zona alquilando una E-Bike de montaña. Ecológica y silenciosa será vuestra aliada perfecta para conocer los espectaculares paisajes y los secretos que esconden los pueblos de este estrecho valle de la zona del Pallars Sobirà.

También en bici eléctrica os proponemos la salida entre viñedos por la Sierra Larga y el Secans de la Noguera. Tanto la salida como la llegada son desde el Monasterio de las Avellanas, y la ruta nos llevará a conocer rincones como las poblaciones de Algerri, Castelló de Farfanya y Os de Balaguer. Y para recuperar fuerzas y tomar un sorbo de las tierras de poniente, a medio recorrido pararemos para hacer una cata de vinos de la Bodega La Gravera, en unas viñas centenarias y con una cata final de productos de proximidad.

Aparte de ser beneficioso para el medio ambiente, ir en bici también nos ayuda a reducir el estrés y a fluir con la vida. Lo comprobaréis en primera persona con esta ruta de medio día en bicicleta eléctrica por el Delta del Ebro, con un recorrido que bordea la Bahía del Fangar. Este día no olvidéis la cámara, porque una infinidad de aves acuáticas os rodearán durante toda la ruta, que discurre también por las hipnotizantes playas del Delta.

Y si ya prevéis que una salida de media jornada se os hará corta, también tenéis la opción de hacer esta ruta de un día por el Delta del Ebro con bici eléctrica. En cada pedalada sentiréis las emociones que genera esta actividad, en un entorno único rodeados de campos de arroz y circulando por un agradable carril bici hasta la gran desembocadura del Ebro. Una ruta que podéis adaptar a vuestro gusto para disfrutar tranquilamente del esplendor paisajístico de este espacio natural.

Salidas guiadas y con degustación de productos

Como decíamos, hay opciones para hacer por libre y también rutas guiadas por si preferís que guías expertos en ciclismo de cada territorio os lleven por los mejores senderos. De la mano de las empresas rurales especializadas podréis adaptar las salidas a vuestra conveniencia, como, por ejemplo, con las rutas guiadas en bici por la Cerdaña. Os ofrecen salidas de todas las modalidades (carretera, BTT y eléctricas) con acompañante, tanto si las queréis hacer con familia, como con grupos o compañeros de empresa. Y no debéis preocuparos de nada porque os facilitarán las bicis y todo el equipo necesario para disfrutar de una jornada que fomentará las emociones positivas.

Volviendo al Delta del Ebro, también podéis descubrirlo con un guía ciclista. En este caso la ruta nos llevará hasta el obrador Kensho Sake, donde podréis degustar el primer licor mediterráneo elaborado con arroz del Delta del Ebro. La salida guiada por medio de los arrozales y las inhóspitas playas os permitirán disfrutar de una cata de sake, con ostras del Fangar y tapas tradicionales con maridaje.

La fórmula de descubrimiento de paisaje sumada a la cata de productos de la zona también la podéis disfrutar con la ruta en bici eléctrica entre Castillos del Sió. El recorrido os llevará a conocer diferentes fortificaciones de Els Plans de Sió, con salida y llegada en el Castillo de Concabella. La salida también incluye una visita guiada al Castillo de Pallargues, con una cata de vino, y concluye con la degustación de productos de proximidad con la llegada de nuevo a Concabella.

Rutas por etapas para los más exigentes

Quienes ya lleváis kilómetros en las piernas y hayáis encontrado en la bici un medio de descubrimiento personal y del paisaje que os rodea, debéis tener en cuenta algunas de las rutas por etapas que os tenemos preparadas. Aparte de la exigencia física, estas salidas de varias jornadas fomentan la armonía del grupo y fortalecen el logro de objetivos, un aspecto que siempre reconforta a nivel personal.

Para empezar, os hablaremos de la Trans Pedraforca, una ruta que podéis hacer en 2, 3 o 4 días alrededor de esta montaña cargada de magia, con varias opciones de recorrido. Sea cual sea la que escojáis, pedalearéis intensamente entre maravillosas hayedos, solitarios pastos y extensas coníferas. El paquete de la ruta incluye transporte de equipaje, una selección de alojamientos para recuperar fuerzas, media pensión, mapas y tracks y GPS opcional, para que no tengáis que sufrir por nada y podáis disfrutar al máximo de una gran aventura en BTT con los compañeros.

Las salidas de varios días son rutas intensas en todos los sentidos, tanto por los kilómetros y los desniveles que afrontan como por la gran recompensa que supone haberlas alcanzado. Lo podréis comprobar también si os decidís por la Trans Ports, una ruta por etapas de 2, 3 o 4 días por los Puertos de Tortosa-Beceite, un territorio tan privilegiado como poco concurrido y con unos paisajes sorprendentes. La propuesta también incluye todos los servicios, transporte y alojamiento.

Y acabamos en tierra de volcanes, con la Trans Garrotxa, una ruta de varios días en BTT para descubrir la Garrotxa más desconocida. Os garantizamos que quedaréis fascinados por los numerosos senderos y veredas que discurren entre espesos hayedos y encinares, así como por la gran cantidad de arroyos y pozas que encontraréis entre viejos molinos, antiguas masías y numerosas ermitas románicas esparcidas por el territorio. El paquete de la ruta también incluye todos los servicios, para que os podáis centrar exclusivamente en un reto tan exigente como absolutamente espectacular.