La primavera ha estallado exultante, con los Pirineos de Cataluña aún recubiertos de una nieve que se resiste a dejar paso a un verde intenso que ya domina en los valles y en los espacios rurales de todo el territorio. El buen tiempo invita, aún con más fuerza, a salir a disfrutar de la multitud de propuestas de ocio y naturaleza que encontramos esparcidas por todas partes, con empresas especializadas que os ayudarán a practicarlas con seguridad y con la garantía que viviréis unas experiencias de película esta Semana Santa.

Si queréis empezar con fuerza, viendo los espacios rurales como antes no habíais hecho, tened presentes las actividades por aire que tenéis al alcance. Las emociones están garantizadas des de lo más alto, con un territorio único bajo los pies, lleno de vida, de pueblos y llanuras, montañas cargadas de nieve, campos de conreo y montañas que a vista de pájaro os parecerán una postal.

Y cuando pongáis los pies en el suelo, serenaros disfrutando de la gastronomía y las múltiples propuestas que encontraréis, para vivir en primera persona o para regalar a quién apreciéis. Cocina pirenaica, rutas temáticas del aceite o del vino, degustaciones de quesos artesanos, sabores de la tierra y del mar…Degustad el territorio des de los orígenes gastronómicos y hasta las más modernas adaptaciones de sus productos.

De todos modos, no queramos correr más de la cuenta, y no demos por terminado un invierno que nos ha dejado importantes espesores de nieve en los Pirineos de Cataluña. Aún podéis disfrutar de las últimas jornadas de nieve, y aprovechar las diferentes propuestas relacionadas con el esquí en todas sus modalidades.

Otra manera única y singular de disfrutar del relax de la Semana Santa es hacerlo con bicicleta. De la mano de empresas rurales especializadas, podréis subiros en bici y fusionaros con paisajes únicos, vías verdes y caminos solitarios, en unas rutas de BTT excepcionales que también os ayudarán a enlazar diferentes pueblos y valles empapados de gastronomía y cultura. Y si queréis profundizar en este magnífico legado de tradiciones y de oficios ancestrales que tenemos en Cataluña, dar un vistazo a las actividades culturales. Precisamente la festividad de Semana Santa conserva aún muchas tradiciones culturales y a través de visitas y talleres prácticos os podréis introducir en la historia de nuestros antepasados, en las tradiciones de nuestros pueblos, y descubrir un patrimonio fascinante.

Y como no, la primavera es también época de senderismo, de volver a pisar caminos de alta montaña, aún fríos, pero que poco a poco van destapando bellos senderos para explorar y con un paisaje que os entusiasmará. Los podéis recorrer por vuestra cuenta o con la compañía de guías locales que os harán descubrir que lo mejor de caminar por estos paisajes no es el destino final, sino la riqueza natural que encontraréis a lo largo del camino.

Y aprovechad cuando estéis bien inmersos en estos parajes naturales para ampliar conocimientos y aprender a disfrutar del entorno con este abanico de cursos y talleres de naturaleza. Una auténtica lección de naturaleza que os hará creer aún más que nos rodea un mundo fascinante y que Cataluña es un territorio donde siempre encontraréis alguna nueva propuesta que os activará el instinto de exploradores. La Semana Santa también es tiempo de reencontrarse con aficiones como la ornitología, la fotografía de naturaleza, la observación de la fauna y la flora…Y estáis frente una multitud de actividades de observación de la naturaleza, de interpretación de descubrimiento del medio natural. ¿Las queréis descubrir?

Y acabamos las propuestas para estos días tan especiales con un regalo para los sentidos, con ideas de relax y equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu con las experiencias de salud y bienestar que podéis vivir en Cataluña.